María Escolar Fructuoso: «Le hago la lista de la compra a los futbolistas y les mando recetas»

 In Blog, Control de Peso, Deporte, Ejercicio, Nutrición, Recetas

María Escolar Fructuoso (Murcia, 14 de marzo de 1989), graduada en Nutrición y Dietética, es la nutricionista del único equipo de fútbol de la Región en Segunda División, el Lorca Fútbol Club. En el tratamiento personalizado con cada jugador está el éxito de su labor.

¿Por qué decidió estudiar Nutrición y Dietética y especializarse en deporte?

Antes de meterme a la carrera siempre me había llamado la atención la nutrición deportiva. Además, en casa he tenido contacto con Jorge Escolar (preparador físico) y hemos investigado juntos. Y después, conforme he ido trabajando y viendo casos, me ha encantado.

¿Cómo llegó al fútbol?
Porque Jorge Escolar estaba en el año 2013 en el equipo de trabajo de José Miguel Campos en La Hoya Lorca. Con anterioridad ya había colaborado con ellos, pero ese año, que el club acababa de ascender a Segunda B, empecé a trabajar y la experiencia está siendo fantástica.

Claro, eso es porque usted solo ha vivido ascensos.
Es cierto. Ese año estaba el equipo recién ascendido a Segunda B, se veía que todo era posible e incluso jugamos play off.

¿Y cómo vivió el salto a Segunda División?
Fue brutal, llorando en el campo, increíble.

¿Pero usted siempre ha sido aficionada al fútbol?
No, para nada. Veía algún partido los fines de semana, pero aficionada del Real Murcia, por ejemplo, o de otro equipo nunca he sido. Pero ahora que estoy dentro me he dado cuenta de que el fútbol es un sentimiento, y lo que siento por este equipo que es de Lorca es pasión. Suena raro, pero llevo ya cuatro años y me siento muy identificada.

¿Cómo aceptan los futbolistas que una mujer les mande?
Tampoco mando, recomiendo. La verdad es que para mí no ha sido difícil, siempre han respetado muchísimo mi trabajo, y hablando claro y directo, sin dar rodeos, es como mejor se hacen las cosas. Algunos han valorado más o menos mi trabajo, pero no puedo obligar a nadie.

¿Pero el futbolista tiene interés por cuidar mucho la alimentación?
El futbolista que ya ha estado incluso en Primera tiene, en general, la cultura de cuidarse, aunque siempre hay alguno con el que tienes que estar más encima. Ellos saben que no todo es cuestión de forma física, sino que alimentarse bien también les ayuda a recuperarse antes de una lesión e incluso a nivel psicológico. Además, doy un trato muy individualizado a cada jugador.

¿Un club que hoy en día no tiene un nutricionista está desfasado?
Sí rotundo. A mi consulta privada incluso vienen jugadores de otros equipos que me cuentan que la dieta se la marca el preparador físico o el fisioterapeuta. Yo tengo que mandar todas las semanas un menú para la concentración y estar en contacto con ellos, algo que no puede hacer un fisioterapeuta.

Pero es que la figura del nutricionista es nueva.
Es cierto, porque cuando hablo con viejas glorias del fútbol ellos echan de menos estos servicios.

¿Y qué tiene que comer un futbolista profesional?
El pilar fundamental está en la comida real y natural. En base a cada posición en el campo, que también influye, personalizamos la dieta, porque es distinto el entrenamiento de los porteros que el de jugadores de otras posiciones. Intento hacerlo a gusto de ellos dentro de las posibilidades que tenemos, pero siempre trato que se vayan a lo natural, que es algo que sí me cuesta trabajo, aunque ya he conseguido implantarlo en los hábitos del equipo.

Pero es que comemos mucha basura.
Y que muchos jugadores están solos, no tienen a nadie que les cocine y suelen tirar de casas de comidas. Incluso les pido que me digan dónde compran la comida para saber el menú y estudiamos el menú de la casa de comidas. Intento hacérselo fácil y les hago la lista de compra. Incluso les mando recetas porque es una manera de decirles que no es tan difícil.

¿Suelen ser obedientes?
Bueno, en su mayoría sí, aunque hay alguno que no, que siempre tienes que estar tirando de él, motivándolo. Yo tengo contacto con el cuerpo médico a diario y estoy encima de las mediciones antropométricas que me pasan.

¿Y le ha gustado el fútbol más desde que está en él?
Sí, se vive de otra manera. Lo que ocurre es que todo el mundo entiende de fútbol y me da rabia escuchar a la gente gritar cuando no tiene ni idea de lo que ocurre.

¿Sufre o se controla?
Me controlo, aunque el día del ascenso fue diferente. Y cuando escucho cosas en la grada no digo nada porque he tratado de pasar siempre muy desapercibida.

¿Recibe en su consulta privada ahora más mujeres que quieren hacer deporte?
Hoy en día están al mismo nivel que los hombres, no hay diferencia, aunque sí es cierto que son casos más individuales y no de equipos femeninos los que vienen a pedirme consejo.

¿Para una mujer no es más difícil abrirse camino en el fútbol?
Sí que el fútbol es un mundo de hombres porque son ellos los protagonistas, pero también ya hay doctoras y psicólogas en muchos equipos que son muy buenas.

Pero no hay entrenadoras.
No, eso sí que está un poco complicado, parece como que está todavía vetado, pero todo llegará. El machismo, aunque no nos guste, se puede respirar en algunos rincones, pero también te digo que poco a poco estamos luchando para que esos tabúes y barreras se rompan.

Articulo publicado en: www.laopiniondemurcia.es

Autor: Dioni García 

Recent Posts
Formulario



×